Don't Forget To Discover

martes, 12 de abril de 2011


A veces creo que el mundo es una bolsa de papel llena de basura, siento que disminuye la esperanza y la realidad está al borde de mi locura.

Cuatro muros de un rosa desgastado me tienen protegida de los ataques de la sociedad, una vieja cama, un ropero europeo sobreviviente a las termitas, una fila de libros apilados en la esquina...
La inmensa ventana de extremo a extremo cubierta por pesadas 'blancas' y sucias cortinas; y de frente, un espejo con su tocador, el juego del ropero, y su banquito que combinaba con el decorado de un buró.

¿Por qué no pegas fotografías para cubrir la humedad de las paredes? ¿O qué tal si pintas un mural?-.

Miré el espejo, las paredes que me rodeaban, y por último mis viejas botas rojas de plástico con las que juego en los charcos.

¿Podrías opinar sobre otra cosa? Es mi habitación, ya veré que hacer con las paredes- Le dije completamente disgustada.

Me tiré entre los edredones de la cama, vi el mugriento techo y la lámpara colonial llena de telarañas; estiré mi brazo y encendí el radio.

Trágicas 'noticias'.
Cada día temía aún más el salir de éste lugar, pero había una sola razón que me motivaba huir y no regresar: él.

A veces creo que es sólo mi reflejo, un recuerdo, o mi sombra proyectada en las paredes que cubrió de instantáneas, tal vez es un trastorno en mi cerebro, qué sé yo.

Sin embargo, de algo estoy segura; cada vez que despierto él está presente.




(de un catorce de enero del dosmildiez)

1 comentarios to Don't Forget To Discover:

Magiru Témpleng dijo...

Absolutamente desidentificado...

Publicar un comentario